Organizar eventos corporativos ayuda a las marcas a alcanzar sus objetivos de marketing. Pero no todos tienen el mismo éxito ni la misma repercusión.

Para tener éxito en la organización de un evento corporativo hay que tener claro qué quieres conseguir,  elegir bien el tipo de evento, medir y,  por supuesto, contar con una buena agencia creativa que marque la diferencia entre un evento convencional y uno mucho más creativo y efectivo. 

Además, ésta es una excelente manera de potenciar todas las estrategias de corporativas. Ya que, gracias a estos eventos empresariales, se puede dar a conocer a conocer y relacionarnos de manera más cercana con nuestro público objetivo, se ha comprobado que en este tipo de eventos se logra fortalecer el  Branding y mejorar las campañas de captación de  nuevos clientes potenciales de nuestro negocio.

Pero la organización de estos eventos corporativos lleva implícita una gran planificación y una cantidad de tareas más allá de lo que se ve a simple vista.

Eventos que entran a este ámbito:

  • Conferencias, charlas y seminarios: Este tipo de eventos son de gran ayuda para tener un feed-back directo.
  • Foros, debates, coloquios, mesas redondas: Todos los participantes aportan su opinión sobre un tema. Se suelen programar al final de los anteriores.
  • Jornadas, Congresos y Convenciones: Encuentros anuales que suelen durar entre 3 y 5 días y cuyos participantes suelen pertenecer a la misma empresa o sector.
  • Workshops o talleres: La tendencia en organización de eventos corporativos es programar una actividad interactiva para romper el hielo y que los asistentes se sientan más cómodos a la hora de participar. Por este motivo los workshops o talleres se combinan bien con otros tipos de eventos.

 Reuniones y celebraciones:

  • Desayunos de trabajo: Desayuno en el que se discuten problemas y soluciones de la empresa.
  • Almuerzos de trabajo: Duran 2 h aproximadamente y sirven para celebrar los logros o el aniversario de la empresa.
  • Cenas de gala: normalmente son el colofón a un acto celebrado con anterioridad. broche de oro a una semana de congresos, convenciones, aunque también son perfectas para entregas de premios o actos conmemorativos, honoríficos y solidarios.
  • Aniversarios: dirigidos más a los propios trabajadores que al público.
  • Entregas de premios: galas o acontecimientos que llaman la atención de numerosas personas, ya sean del propio sector o curiosos.

Leave a comment

¡Contáctanos!
Powered by